Constructora Resek reconstruye parte de la historia de los ascensores.

Las herramientas, máquinas y dispositivos que hoy forman parte de nuestra vida rutinaria, tienen una evolución histórica que desconocemos y de las que algunas cosas podemos aprender, o simplemente sorprendernos.

La que narramos resumidamente en esta entrega rescata justamente eso, la sorpresa que nos causó enterarnos de algunos datos de un dispositivo sin el cual no se podría vivir en la actualidad, al menos en los edificios o infraestructuras de altura: hablamos del ascensor.

 

constructora-resek-posadas-obras-arquitectura-e-ingenieria-historia-ascensor-1Un dispositivo surgido a raíz de que en algún momento en las grandes urbes (en Estados Unidos principalmente empezaron a escasear tierras y las construcciones se pensaron hacia arriba, en altura debido al aumento en el precio del suelo, por lo que la única forma de sacar rendimiento a las propiedades del centro era construir más plantas en los mismos metros cuadrados. El fenómeno se dio en un momento en que hubo un boom en la construcción de propiedad horizontal por abaratamiento de la incipiente fabricación de acero en cantidades industriales, que permitió abandonar las pesadas estructuras de ladrillo y hormigón, y dió paso a edificios más livianos pero igualmente resistentes por lo que hubo que retomar la idea de utilizar máquinas para subir, ascender lo que hoy denominados “ascensores”.

La historia arranca obviamente mucho antes. Los antiguos egipcios, utilizaron diversos sistemas de cuerdas y rampas para mover los bloques de piedra que darían forma a las pirámides.

Los primeros dispositivos de elevación y transporte fueron las palancas, las poleas, los rodillos y los planos inclinados.

La realización de grandes trabajos de construcción con este tipo de equipamiento exigía enorme cantidad de gente. Un ejemplo lo tenemos en la construcción de las pirámides de Keops (siglo XXV a. C) de 147 metros de altura, compuesta de prismas de piedra cada uno de 9 x 2 x 2 metros cúbicos de tamaño y 90 toneladas de peso aproximadamente. Su construcción duró alrededor de 20 años y en ella estuvieron ocupadas permanentemente cerca de cien mil personas. Fue considerada en la antigüedad la primera de las 7 Maravillas del Mundo y es la única que ha sobrevivido hasta la actualidad.

Constructora-Resek-posadas-misiones-obras-arquitectura-ingeniería-historia-ascensor

 

Un poco más acá, pensemos en -cómo por ejemplo- se construyeron los “Jardines Colgantes de Babilonia” que fueron considerados durante siglos, otra de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo, y fueron construidos en el siglo VI a. C. durante el reinado de Nabucodonosor II en la ciudad de Babilonia. La ciudad que conocimos como la “Babel” de los textos bíblicos, a orillas del río Éufrates (en lo que antes era la Mesopotamia y conocemos como el corazón del mundo panarabe).

Según cuenta la historia fue un regalo de Nabucodonosor II a su esposa Amytis y en cuanto a las características de los jardines, se sabe que estaban ubicados junto al palacio del rey Nabucodonosor II, al lado del río, para poder ser visto por los viajeros, ya que el pueblo tenía el paso prohibido a ellos y la construcción era de una estructura escalonada en forma de terrazas.

Fue posible construir eso y otras tantas mega estructuras, gracias a la utilización de sistemas de cuerdas y poleas rudimentarias que ayudaban a elevar materiales y movilizar la carga haciéndola más liviana.

Constructora-Resek-posadas-misiones-obras-arquitectura-ingeniería-historia-ascensor

La primera referencia de un ascensor, aparece en las obras del arquitecto romano Vitruvio.

De Vitrubio no podemos no mencionar su fama originada en su tratado “De architectura”, de la Antigüedad clásica, que sirvió de inspiración para que Leonardo Da Vinci realizara su “estudió de las proporciones del cuerpo humano” partiendo de pasajes del tratado “De architectura”.

Constructora-Resek-posadas-misiones-obras-arquitectura-ingeniería-historia-ascensor-vitruvio

En algunas fuentes literarias de épocas posteriores, los ascensores se mencionaron como cabinas sostenidas con cuerda de cáñamo y accionadas a mano o por animales. Se supone que ascensores de ese tipo se instalaron en el monasterio de Sinaí, en Egipto.

En el siglo III a. C., Arquímedes descubrió las leyes de la palanca. Este griego, que vivía en Sirac, creó un sistema teórico sobre la multiplicación de la fuerza que se consigue con la palanca, el efecto de la cuña y la utilización del plano inclinado y de la polea, fenómenos que desde hacía milenios venían aprovechándose como algo evidente.

Más tarde, en la época del emperador Tito, en el año 80 d. C., se utilizaron también en el Coliseo romano, doce grandes montacargas para elevar a los gladiadores y a las fieras a la pista. El coliseo o Anfiteatro de Flavio es un edificio con 527 metros de circunferencia y un altura estimada en 57 metros, más 12 metros de subsuelos, equivalente a tres plantas. Tras la caída del Imperio romano, los ascensores desaparecieron durante un largo período.

Constructora-Resek-posadas-misiones-obras-arquitectura-ingeniería-historia-ascensor

Dando un salto en la historia

El primer paso en firme dado con el invento en 1852 (por parte de Elisha Otis, fundador de la empresa que lleva su nombre) del primer freno de seguridad para ascensores.

En el año 1854 Elisha Graves Otis hizo una demostración pública en el Palacio de Cristal de Nueva York, elevando su ascensor a una cierta altura y cortando el cable de sustentación, mostrando la seguridad de su aparato.

En el año 1857, Otis instaló el primer ascensor de vapor con freno de seguridad en un edificio de cinco plantas.

Constructora-Resek-posadas-misiones-obras-arquitectura-ingeniería-historia-ascensor

Su ascensor hidráulico disponía de un sistema de seguridad consistente en una cabina con trinquetes que unos resortes obligaban a engranar con muescas dispuestas a los lados del foso del ascensor en el momento que rompía el cable.

En 1872, C. W. Baldwin, que trabajaba para la compañía Otis, inventó el elevador hidráulico de engranajes, los cuales retiraron de circulación a los de vapor.

Los ascensores hidráulicos funcionaban gracias a la presión del agua que suministraban directamente las tuberías de la red de abastecimiento municipal, o mediante la fuerza de una bomba de agua instalada en un tanque de almacenamiento ubicado en lo alto del edificio.

Otis comenzó a producir ascensores hidráulicos en 1874. Después de instalar este tipo de elevadores en unos cuantos edificios, las compañías comenzaron a pagar sumas cada vez más sustanciales por las plantas de altura en detrimento de las bajas, las preferidas hasta entonces. Esto supuso un vuelco radical en las operaciones inmobiliarias. De pronto, las “cómodas” plantas bajas accesibles fácilmente por escaleras, comenzaron a ser vistas como demasiado ruidosas y polvorientas.

En 1902 Otis instalaba montacargas de esta clase en edificios de hasta 25 plantas.

Constructora-Resek-posadas-misiones-obras-arquitectura-ingeniería-historia-ascensor

Hasta 1904, los elevadores hidráulicos fueron el sistema dominante en los edificios altos. No obstante, a finales de la década de 1880 comenzaron a instalarse los primeros ascensores eléctricos de engranajes, los cuales eran solo aptos para edificios de poca altura debido a su extremada lentitud. Este hecho, les impedía competir en igualdad de condiciones con los hidraúlicos, y así fue hasta que llegó el cambio de siglo.

En la ciudad de Posadas por ejemplo, tenemos el antecedente de la construcción del primer edificio con ascensor, que data del año 1912; se trata del Hotel Savoy. VER LA NOTA

Constructora-Resek-posadas-misiones-obras-arquitectura-ingeniería-historia-ascensor

 

En el año 1904, la empresa Otis Elevator Co. instaló sus primeras máquinas con tracción eléctrica sin engranajes, las cuales inmediatamente convirtieron a los hidráulicos en obsoletos. Estos ascensores, rápidos y con límites de altura muy elevados, revolucionaron la construcción de los rascacielos y permitieron la llegada en los años 20 de rascacielos de más de 100 plantas de altura como el mítico Empire State Building.

Su funcionamiento era tan óptimo que en el año 1948 seguían siendo considerados el estándar.

Constructora-Resek-posadas-misiones-obras-arquitectura-ingeniería-historia-ascensor

La tracción eléctrica

El primer ascensor eléctrico hizo su aparición en 1889 en el Demarest Building en Nueva York. Fue una modificación directa del primitivo ascensor de tambor accionado a vapor pero sustituyendo esta fuente de energía por la eléctrica mediante un motor de corriente continua. Este ascensor continuó en servicio hasta 1920, año en que se demolió el edificio. El primer ascensor con pulsador automático de llamada se instaló en 1894.

El ascensor eléctrico, tuvo desde sus comienzos un gran éxito, por su menor coste de instalación y funcionamiento, pero tenía el inconveniente de la poca precisión de sus paradas. Este fue corregido totalmente con la instalación de los grupos de regulación de velocidad Ward Leonard, que todavía se utilizan en la actualidad, como veremos más adelante.

En el año 1900, las maniobras accionadas por cable son sustituidas por maniobras accionadas por pulsadores. El sistema Ward Leonard se introduce en el período entre 1910 y 1930, con siguiéndose velocidades que alcanzaban los 2 m/s y dando paso a los ascensores modernos.

En la actualidad, el edificio más alto del mundo, el Burj Khalifa con 124 pisos, utiliza ascensores Otis de doble cabina,  que te transportan hasta la cima a una velocidad de 10 metros por segundo. Los ascensores de doble cabina más rápidos del mundo.

Constructora-Resek-posadas-misiones-obras-arquitectura-ingeniería-historia-ascensor

La torre – una maravilla de la construcción y la ingeniería –gran icono de Dubai, uno de los siete emiratos que constituyen los Emiratos Árabes Unidos; alberga 900 apartamentos, restaurantes de lujo, centros de ocio, 49 plantas corporativas para oficinas, un gimnasio de cuatro plantas, y 11 hectáreas de parque con seis fuentes e instalaciones de agua dispone de una infraestructura para el ascenso fenomenal.

8 escaleras mecánicas y 57 ascensores, incluyendo 25 ascensores sin cuarto de máquinas GeN2 de alta eficiencia energética y 7 ascensores Skyway, de los cuales, dos son de doble cabina. La torre alberga un ascensor Otis, que es el que recorre la distancia más larga del mundo: 504 metros; el acceso de ascensor situado a mayor altura del mundo: a 638 metros; y el ascensor con doble cabina más rápido del mundo: 10 metros por segundo.

Temas como éste que son los que marcaron el desarrollo de la arquitectura e ingeniería, iremos ampliando en sucesivas notas. En Constructora Resek seguimos trabajando y estudiando para estar al tanto de las novedades del sector.

Si desea que escribamos sobre algún tema en particular, escribanos y nos pondremos a trabajar.

Puede enviar un mensaje a “Constructora Resek” desde este enlace. 

enviar-consulta-a-constructora-resek-blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *